La  medicina natural es una forma de entender la salud y su cuidado y tratamiento. Parte de la premisa de  que el ser humano está en sintonía con la naturaleza. Cuando se rompe esa sintonía,  se produce la enfermedad. Por eso, para recuperar la salud, es importante  buscar de nuevo ese equilibrio a través de soluciones que resuenen con la  naturaleza, y no con productos que se alejen de ella.

Dentro  de las disciplinas de medicina natural es muy importante tener en cuenta la importancia de nuestros hábitos, y si estos están en sintonía con los ritmos de  la naturaleza. Estudiamos así los  hábitos de sueño, de descanso, de alimentación, de ejercicio, de relación. Por  ejemplo, un hábito dietético basado en alimentos desnaturalizados, procesados,  almacenados mucho tiempo, poco a poco nos lleva a una salud “desnaturalizada”,  que tarde o temprano produce desequilibrio. Si incidimos en estos hábitos de  forma favorable, estaremos contribuyendo a mejorar nuestra salud, nos encontremos en el punto que nos encontremos.

Una  labor importante de la medicina natural es la limpieza del organismo a través de  técnicas depurativas distintas (ayunos, semiayunos, dietas depurativas,  lavativas,  limpiezas intestinales y hepáticas, remedios depurativos  variados,..) que ayudan al organismo a  funcionar en condiciones. Se considera que una de las principales causas de
enfermedad es que el organismo está sobrecargado de toxinas y
tiene que hacer  un gran esfuerzo para eliminarlas, y a veces eso produce síntomas de eliminación  (como una dermatitis o un catarro o diarrea), o incluso síntomas de sobrecarga  de los órganos (como una artritis). Realizando la limpieza o depuración, muchas veces se consigue ya una gran mejoría en una gran cantidad de dolencias.

Cuando  se buscan remedios para trastornos, el uso de plantas u otros elementos  naturales (arcilla, oligoelementos, minerales, productos dietéticos naturales),  va a producir grandes resultados y muy pocas veces efectos adversos o efectos secundarios.

Un producto farmacéutico contiene el principio activo sintetizado que produce un efecto sobre el cuerpo. En las plantas, los principios activos que producen efectos se encuentran unidos unos a otros creando una sinergia que multiplica el proceso de curación, o produciendo protección, o afectando y beneficiando a más de un órgano a la vez.

Otra de las claves de la Medicina  natural es que busca ese beneficio de todo el organismo, respecto a la parte.

Así, después de un tratamiento natural uno sale fortalecido, la cura sirve también como fortalecimiento del organismo, y no queda esa sensación de cansancio y desgaste producido por los fármacos.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Déjanos tu mail y te mantendremos informad@ de todas nuestras actividades

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.