¿POR QUE YOGA?

Hoy en día, la tensión y el estrés están muy presentes en nuestra vida. Nadie se libra, vivimos a un ritmo acelerado, el propio de nuestra sociedad y pagamos un precio: perdemos la calma.

 Esto nos lleva, a veces poco a poco, otras de repente, a desequilibrarnos y a perder nuestro centro de equilibrio. Cada conflicto, cada situación apresurada y estresante, bien sea en el campo laboral o personal, hace que se acumule cada vez más tensión dentro de uno mismo/a y al final vivimos más desde la intranquilidad que desde la calma.

Demostrado está ya, que dicho estado de tensión es la causa de infinidad de malestares y dolencias tanto físicas como psíquicas. Dolores de espalda, problemas digestivos, cardíacos, dolores de cabeza, ataques de ansiedad, depresiones y otros muchos más tienen en común la ausencia de calma como primera causa.

Así pues, la calma y la relajación se convierten hoy en día en medicinas insustituibles. De ahí el lema de "el Yoga aporta a tu vida lo que le falta”, haciendo referencia a esa actitud de pararse y vivirse desde la calma. Si hay algo que nos falta y nunca nos sobra, es la relajación, tanto como una práctica como una actitud vital.

 El Yoga busca recuperar el estado de calma en el que nos sentimos centrados/as y en el que tenemos la oportunidad de rehacernos y reencontrarnos. Es en ese punto en el que la salud real es posible y puede comenzar la sanación. Por ello, el primer objetivo del yoga es que el practicante experimente por si mismo calma y relajación.

La palabra Yoga se refiere a un estado especial de consciencia en el que el practicante retoma el contacto con el centro de si mismo/a. Las prácticas y técnicas de Yoga nos ayudan a recuperar ese centro, desde el cual podemos vivir la vida de forma más plena y saludable.

El Yoga trabaja sobre el ser humano de forma integral, es decir, teniendo en cuenta todos los aspectos que nos conforman: físico, emocional, mental y espiritual. No se olvida de ninguna parte, armonizándolas y cuidando de una buena relación entre ellas.

Las herramientas más habituales que utiliza el yoga para hacer este trabajo son: ejercicios y posturas corporales (asanas), prácticas de respiración consciente (pranayamas) y técnicas de relajación y meditación.

PRACTICA YOGA, SIN DUDA LA MEJOR ACTITUD ANTE LA VIDA.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Déjanos tu mail y te mantendremos informad@ de todas nuestras actividades

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado