YOGA PRENATAL

El embarazo es un proceso extraordinario y es un momento único en la vida de una mujer. Muchos cambios ocurren en el interior. Cambios anatómicos, fisiológicos y emocionales.
 

El Yoga prenatal se especializa en todos esos cambios otorgando a la mujer una herramienta de poder durante su embarazo, parto y postparto.

 

Entendiendo estos cambios, comenzaremos a crear un espacio a través de la práctica de asanas (posturas), pranayama(respiración), visualización y relajación, donde la mujer puede escuchar con mayor claridad su cuerpo y establecer de esta forma un vínculo reforzado con su bebé.





Una clase de Yoga para embarazadas se divide en las siguientes partes:

La respiración:
A través de ejercicios de respiración, la madre toma contacto con su cuerpo, emociones y pensamientos, haciéndose más consciente de si misma. Al mismo tiempo entra en contacto más consciente y sentido con su bebé.

La respiración es la herramienta más importante del Yoga para generar relajación y equilibrio en el sistema nervioso. Con la relajación se produce el estimulo necesario en el sistema neuroendocrino para equilibrar la secreción hormonal en el cuerpo, algo muy importante en la embarazada.

 

Los ejercicios:

Estiramientos, movimientos sencillos y conscientes, acompañados de la respiración, siempre teniendo en cuenta habilidades y limitaciones de cada embarazada, buscando el equilibrio entre esfuerzo y comodidad.

 

La relajación:
Ya libre de tensión, gracias al trabajo anterior, es momento de dejar que el cuerpo haga su trabajo por si solo, equilibrando cuerpo, mente y emociones. El “médico interno” que sana, calma y serena a madre y bebé.

Todas las asanas del Yoga están diseñadas para que tanto el bebé como la madre disfruten de la práctica.

 

Beneficios para la Mamá y el Bebé

 

Liberación de la tensión que el estrés genera en el cuerpo.
(“madre relajada, bebé relajado”)

 

Mejora la flexibilidad y relajación de la columna, (ya que se
carga con el peso del bebé)

 

Movilización de las articulaciones, fortalecimiento y relajación del suelo pélvico

 

Mejora del funcionamiento de los órganos internos, liberando
la tensión visceral/orgánica que genera el embarazo

 

Equilibra el sistema nervioso

 

Ayuda a regular el metabolismo y el sistema hormonal
(suavizando los estados emocionales alterados por el embarazo)

 

Aumento de la flexibilidad de músculos y piel (incluyendo el
tejido del útero)

 

Desarrollo de la concentración en el momento presente, unión consciente entre madre y bebé

 

Fortaleciendo el corazón y el bombeo de la sangre y
aumentando la capacidad pulmonar, mejora la oxigenación y nutrición del cuerpo de la madre y del bebé.

 

Aumento de la vitalidad del organismo de ambos.

 

Horarios y Precios

 

 

 

Accede a nuestro canal de You Tube donde podras ver videos de Charlas impartidas en el centro

Crisalida en You Tube

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Déjanos tu mail y te mantendremos informad@ de todas nuestras actividades

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.